mediterranean creative space

Welcome to

Las palmeras son esbeltas, casi infinitas y parecen los árboles más frágiles, pero ahí siguen, intactas.

No es casualidad. La evolución las ha diseñado para aguantar tormentas tropicales y huracanes. En medio de una destrucción generalizada, las palmeras resisten imbatibles.

Sólo necesitan luz del sol y alimentarse. La forma con la que se desarrollan es muy elegante.

No buscan una mayor rigidez para contrarrestar fuertes vientos, sino que absorben la energía a través de la elasticidad.

Y crecen constantemente.

PALM-STUDIO_2.png
_Q0Y3827 copia.jpg

If you don't 
have any
shadows,
you're not
in the light.